martes, 21 de mayo de 2013

Día 170 – Deteniendo las consecuencias de la preocupación por otras tareas

Éste post es la continuación de la Serie Desarrollando Disciplina con Uno Mismo:

|Dimensión de Consecuencia:


||Uso mi imaginación como distracción todo el tiempo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo usar mi imaginación como distracción todo el tiempo, al hacer lo que establecí o decidí, o al estar por hacerlo, ya que así abdico mi principio directivo a la mente, al personaje preocupado por hacer algo para llevarme a aquello que en mi imaginación veo como tal personaje, donde entonces ya no camino mis decisiones, ya no considero lo que establecí y llevarlo a cabo respiro a respiro, sino que permito y acepto que mi imaginación me dirija, lo que veo en mi mente y llevarme a eso, en esencia a experiencias.

En el momento y cuando me vea a mí mismo usando mi imaginación como distracción todo el tiempo, al hacer lo que establecí o decidí, o al estar por hacerlo – me detengo y respiro. Me traigo al respiro, deteniendo mi participación en el usar mi imaginación como distracción, y me vuelvo consciente de mi respiro, mi físico, el entorno, qué decidí, qué establecí, mis responsabilidades, y entonces voy respiro a respiro viendo qué está aquí/en qué dimensión del personaje me encuentro para ir tomando responsabilidad/mi decisión/deteniendo mi participación/aplicando la solución, respiro a respiro, hasta traerme completamente a mi aplicación aquí y hacerla.

Me doy cuenta que de esta manera estoy definiendo que me voy a ocupar de lo que establecí, de lo que decidí, de lo que realmente es relevante tener hecho, de mi responsabilidad, y entonces caminando en cada momento la solución respecto a la dimensión en la que me encuentre.

Me comprometo a mí mismo a aplicar la solución a cada dimensión en la que me encuentre, y si me encuentro en varias a la vez, voy caminando mi aplicación correctiva en cada una de las dimensiones, como mi decisión de corregirme y darme dirección, una por una, hasta que esté completamente dirigiéndome como el principio director de mí mismo.

||Creo una resistencia a hacer lo que decidí o establecí/Hago las cosas que me producen satisfacción.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo crear una resistencia a hacer lo que decidí o establecí, llevándome a hacer las cosas que me producen satisfacción, al hacer lo que decidí o establecí, o al estar por hacerlo, ya que así creo el hábito de dejar lo que decidí o establecí por aquello que veo en mi mente como una manera de ‘elección’, donde entonces simplemente dejo de caminar lo que establecí o decidí con esta resistencia manifestada en y como el personaje/personalidad preocupado por hacer algo.

En el momento y cuando me vea a mí mismo creando una resistencia a hacer lo que decidí o establecí, llevándome a hacer las cosas que me producen satisfacción, al hacer lo que decidí o establecí, o al estar por hacerlo – me detengo y respiro. Me traigo al respiro, deteniendo la resistencia, distribuyendo la energía a todo mi cuerpo respirando, estabilizándome, a medida que lo hago, voy haciendo lo que decidí o establecí, no importa qué experimente, me centro en el respiro, mi cuerpo físico y la aplicación.

Me doy cuenta que de esta manera rompo con el hábito que he creado al participar tanto en el personaje/personalidad preocupado por hacer algo, donde detengo mi participación en la energía construida y camino mi responsabilidad/lo que es requerido hacerse.

Me comprometo a mí mismo a caminar mi aplicación correctiva inmediatamente, trayéndome al respiro inmediatamente cuando me vea dentro de la resistencia de y como el personaje preocupado por hacer algo.

En el próximo post caminaré la re-definición de mi aplicación de las palabras pre-ocupación y ocupación.

Gracias.

lunes, 20 de mayo de 2013

Día 169 – Cómo recuperar el sentido de responsabilidad?

Éste post es la continuación de la Serie Desarrollando Disciplina con Uno Mismo:

|Dimensión de comportamiento:

||Dolor en el pecho.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a no dejar ir el miedo a olvidarme de hacer algo y el miedo a perder la oportunidad de hacer algo, manifestando el dolor en el pecho, al hacer la actividad que establecí o decidí, o al estar por hacerla, ya que así puedo hacerlo bajo inconfortabilidad física, haciéndolo sin ver el origen del dolor, la causa misma de hacer lo que establecí o decidí bajo inconfortabilidad lo cual es el punto de no dejar ir el personaje/personalidad en sí mismo, los pensamientos y entonces llevándome a detener mí aplicación para eventualmente encarnar el personaje preocupado por hacer algo.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a no dejar ir el miedo a olvidarme de hacer algo y el miedo a perder la oportunidad de hacer algo, al hacer la actividad que establecí o decidí, o al estar por hacerla – me detengo y respiro. Me traigo al respiro, centrando mi atención en el dolor, permitiéndome y aceptándome ver qué memorias/pensamientos emergen, entonces aplicar perdón a uno mismo y tomar mi decisión con una declaración constructiva correctiva, y entonces voy deteniendo mi participación/dejando ir el miedo, pensamientos, imaginación, conversaciones internas y reacciones, respirando, distribuyendo la energía a todo mi cuerpo físico, estabilizándome, mientras avanzo en mi propia decisión de aplicar lo que es requerido hacerse como responsabilidad y disciplina de mí mismo.

Me doy cuenta lo relevante que es usar mis palabras, declarando quien soy y tomar mi decisión dentro de esto para entonces poder dejar ir el miedo y memorias/pensamientos.

Me comprometo a mí mismo a recordarme a mí mismo que declarar quién soy en mis declaraciones correctivas constructivas y caminándola como una decisión, como yo mismo, es la manera de tomar mi principio directivo, mi responsabilidad y caminarlo, aplicarlo y vivirlo.

|Dimensión de Consecuencia:
||Pierdo sentido de responsabilidad por lo que es requerido hacerse.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo perder el sentido de responsabilidad por lo que es requerido hacerse/mi responsabilidad, ya que así puedo desconsiderar cualquier punto de responsabilidad o qué es requerido hacerse, de manera que no tome mi principio directivo, sino que separarme a mí mismo de todo sentido de la realidad/lo que establecí/lo que soy consciente de, a través de sentimientos y emociones, permitiendo y aceptando que tomen mi principio directivo para encarnar el personaje preocupado por hacer algo.

En el momento y cuando me vea a mí mismo perdiendo el sentido de responsabilidad por lo que es requerido hacerse/mi responsabilidad – me detengo y respiro. Me traigo al respiro, volviéndome consciente de cuál es mi responsabilidad, qué es requerido hacerse, en donde me doy el tiempo de ver dentro de mí mismo quién soy en lo que estoy haciendo para entonces ir re-dirigiéndome a mí mismo hacia el punto de tomar responsabilidad, tomar mi principio directivo y hacer lo que es requerido hacerse.

Me doy cuenta que de esta manera, tomándolo práctico, es decir, volviéndome consciente y darme ese momento y moverme en consecuencia dentro de ello, determinando quién soy y por lo que me levanto y estoy de pie en ese momento, entonces realmente estoy deteniendo mi participación en la pérdida de mi sentido de responsabilidad para volverme a mi aplicación de responsabilidad.

Me comprometo a mí mismo a, al momento de ver que pierdo mi sentido de responsabilidad, inmediatamente caminar esta aplicación correctiva – determinando quién soy en el momento, tomando responsabilidad y moviéndome dentro de lo que es requerido hacerse/mi sentido de responsabilidad.

En el próximo post seguiré caminando la dimensión de consecuencia de este personaje preocupado por hacer algo.

Gracias.

sábado, 18 de mayo de 2013

Día 168 – Cómo tu físico demuestra que quieres abandonar tu tarea?

Éste post es la continuación de la Serie Desarrollando Disciplina con Uno Mismo:

|Dimensión de comportamiento:


||Ver la hora.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a ver la hora bajo el punto de partida de ver cuánto tiempo me falta o cuánto tiempo tengo para hacer lo que decidí o establecí bajo el personaje preocupado por hacer algo, al estar haciendo mi actividad establecida o decidida, o al estar por hacerla, ya que así lo hago para reaccionar con deseo, apuro o ansiedad de ir a satisfacer lo que me imagino haciendo, es decir, como el personaje preocupado por hacer algo, para entonces abandonar mi aplicación establecida, decidida e ir a hacer lo otro que deseo, estoy apurado o ansioso de.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a ver la hora bajo el punto de partida de ver cuánto tiempo me falta o cuánto tiempo tengo para hacer lo que decidí o establecí bajo el personaje preocupado por hacer algo, al estar haciendo mi actividad establecida o decidida, o al estar por hacerla – me detengo y respiro. Me traigo al respiro y me vuelvo consciente de mi punto de partida de ver la hora, y entonces detengo mi participación en el personaje preocupado por hacer algo en mi mente, distribuyo la energía a todo mi cuerpo físico respirando, estabilizándome, y entonces prosigo con mi actividad o aplicación, y en caso de que realmente lo haga bajo el punto de partida de ver cuánto tiempo me queda en términos de terminar lo que realmente es requerido hacerse o ir hacia la otra aplicación dentro del punto de partida de responsabilidad de mí mismo y disciplina, entonces sí, lo hago, y asimismo mantengo las consideraciones respecto a si tengo que darle más tiempo/respiros a una actividad que sea requerida terminar y tener hecha.

Me doy cuenta que de esta manera realmente voy al punto, voy a mi aplicación establecida, decidida dentro del contexto de responsabilidad de mí mismo y disciplina conmigo mismo, entonces si me veo consciente de qué es requerido hacerse, mi punto de partida y cómo me muevo, entonces puedo cambiarme a mí mismo en el momento a responsabilidad de mí mismo y moverme en consecuencia dentro de ello.

Me comprometo a mí mismo a, al volverme consciente de mi punto de partida en mi movimiento, en mi aplicación, en mi participación interna y externa, al ver la solución, entonces camino en y como la solución, como esa decisión de moverme dentro de lo que es requerido hacerse, en responsabilidad de mí mismo y disciplina a la vez al moverme dentro de qué es mejor para todos y tomando mi principio directivo.

||Presión en alguna parte de mi cuerpo.
Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a seguir alimentando el miedo y ansiedad del personaje/personalidad preocupado por hacer algo con pensamientos, generando presión en alguna parte de mi cuerpo físico respecto a los pensamientos que uso como el personaje/personalidad, al hacer la actividad que decidí o establecí, o al estar por hacerla, ya que así puedo manifestar mi inconfortabilidad con lo que estoy aplicando, con lo que establecí o decidí, que entonces al mismo tiempo realmente no decidí porque si hubiese decidido, el dolor, los pensamientos, las reacciones no tendrían que seguir tomando lugar, lo cual es a través de mi participación, lo cual es una falsa decisión, no es realmente que haya decidido, sino que todavía sigo aferrado a lo que estoy preocupado por hacer, lo cual entra el personaje indeciso a jugar.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a seguir alimentando el miedo y ansiedad del personaje/personalidad preocupado por hacer algo con pensamientos, generando presión en alguna parte de mi cuerpo físico respecto a los pensamientos que uso como el personaje/personalidad, al hacer la actividad que decidí o establecí, o al estar por hacerla – me detengo y respiro. Me traigo al respiro y detengo mi participación en el personaje preocupado por hacer algo en mi mente, distribuyendo la energía a todo mi cuerpo físico respirando, estabilizándome, y entonces al darme cuenta que estoy experimentando esta presión/inconfortabilidad, reviso dónde es que todavía estoy indeciso al caminar mi aplicación, y entonces evalúo qué es requerido hacerse en responsabilidad de mí mismo y aplico perdón a uno mismo a todo punto en el que no tenga tal punto de partida de responsabilidad y disciplina.

Me doy cuenta que de esta manera libero aquellos puntos de indecisión respecto a mi responsabilidad y disciplina, dentro de este punto de partida de hacer lo que es requerido hacerse, y entonces así puedo levantarme y dirigirme como principio director de mí mismo y a la vez identificar patrones del personaje indeciso para caminar y detener completamente mi participación en ese otro también.

Me comprometo a mí mismo a liberar aquellos patrones que están jugando dentro del personaje preocupado por hacer algo, y en consecuencia moverme dentro del punto de partida de responsabilidad de mí mismo y disciplina; qué es requerido hacerse y tener hecho.

En el próximo post seguiré caminando la dimensión de Comportamiento de mi personaje preocupado por hacer algo.

Gracias.

viernes, 17 de mayo de 2013

Día 167 – Experimentando apuro al hacer mis tareas, cómo detenerme y centrarme?

Éste post es la continuación de la Serie Desarrollando Disciplina con Uno Mismo:

|Dimensión de Reacción:


||Apurado por terminar para hacer lo que me falta hacer

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a hacer las cosas rápido a través de generar toda una experiencia de apuro por terminar para hacer lo que me falta hacer, al imaginarme a mí mismo haciendo lo que me falta hacer, al estar por hacer lo que establecí o decidí, o al estar haciéndolo, ya que puedo hacerlo pensando en lo que me falta hacer, quitando mi atención en sí misma sobre la tarea que estoy haciendo como una resistencia de hecho a caminar la aplicación como yo mismo y poder generar toda una experiencia de satisfacción al hacer lo que me falta hacer, en donde recuerdo cuando era niño que tocaba el timbre del recreo, y todavía no había terminado de copiar, entonces por apurarme a ir al recreo yo copiaba rápido y no me concentraba sino que buscaba terminar cuanto antes para poder liberarme e ir a jugar a las figuritas.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a hacer las cosas rápido a través de generar toda una experiencia de apuro por terminar para hacer lo que me falta hacer, al imaginarme a mí mismo haciendo lo que me falta hacer, al estar por hacer lo que establecí o decidí, o al estar haciéndolo – me detengo y respiro. Me traigo al respiro y evalúo cual es requerida hacerse y tener hecha para entonces hacerlo, deteniendo mi participación en la mente/personajes/personalidades y distribuyendo la energía a todo mi cuerpo respirando, estabilizándome, y entonces me centro en mi actividad en sí misma, en mi aplicación misma.

Me doy cuenta que realmente puedo hacer algo mejor en términos de cómo caminar mis tareas, mi aplicación, mi actividad al ir referenciando y especificando mi aplicación práctica al ser directivo y de esa manera voy a tener una referencia real en términos de cuánto tardo en aplicaciones y así medirlos efectivamente.

Me comprometo a mí mismo a tomar de mis aplicaciones el tiempo real que me tomo como una referencia al caminar mi aplicación, actividades, tareas, trabajos y entonces evaluar de qué manera puedo efectivamente caminarlo, e ir deteniendo mi participación en la mente/personajes/personalidades para caminar lo que establecí, decidí o es requerido hacerse como responsabilidad, paso a paso, respiro a respiro.

||Apurado por terminar para hacer algo que no hice.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a abandonar mi actividad a través de generar toda una experiencia de apuro por terminar para hacer algo que no hice, al imaginarme a mí mismo haciendo algo que no hice, al hacer lo que establecí o decidí, o al estar por hacerlo, ya que así puedo ir a satisfacer mi deseo de hacer lo que me imagino que estoy haciendo y entonces creando así toda una resistencia a caminar lo que establecí o decidí para ir tras otra que pueda experimentar satisfacción, en donde recuerdo cuando mi mamá me mostraba piñón fijo cuando era un niño, cuando yo quería ver pokemon y entonces como que experimentaba apuro por verlo porque estaba dándolo en la televisión ya, entonces lo que hice fue ir a otro lado a verlo.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a abandonar mi actividad a través de generar toda una experiencia de apuro por terminar para hacer algo que no hice, al imaginarme a mí mismo haciendo algo que no hice, al hacer lo que establecí o decidí, o al estar por hacerlo – me detengo y respiro. Me traigo al respiro y me recuerdo a mí mismo qué establecí o decidí y por qué, para entonces evaluar si realmente aquello que estoy haciendo es realmente lo que es requerido hacerse y tener hecho, para entonces hacer aquello que realmente es requerido hacerse y tener hecho, deteniendo mi participación en la mente, distribuyendo la energía a todo mi cuerpo respirando, estabilizándome y me centro en la aplicación, actividad que realmente es importante hacer y tener hecho.

Me doy cuenta que así realmente camino mis decisiones, lo que establecí fuera de energía, es decir, realmente levantándome como mi principio directivo para hacer lo que es requerido hacerse, respiro a respiro, moviéndome, paso a paso, lo cual es interesante porque se trata de una decisión, detener todo aquello que no me apoya ni asiste para caminarla y entonces hacerlo, hasta que esté hecho.

Me comprometo a mí mismo a realmente caminar mis decisiones o lo que establecí dentro del punto de partida de disciplina de mí mismo y responsabilidad de mí mismo, tomando mi principio directivo respiro a respiro, paso a paso, moviéndome física y prácticamente a hacerlo, centrado, enfocado, atento a la actividad o aplicación que llevo a cabo.

||Apurado por terminar para hacer lo que sigue después de lo que estoy haciendo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a pensar en lo que sigue después de lo que estoy haciendo a través de generar toda una experiencia de apuro por terminar para hacer lo que sigue después de lo que estoy haciendo, al imaginarme a mí mismo las consecuencias de qué pasa si no lo hago ahora a lo que me falta hacer, como viendo qué pasa si no participo, al estar por hacer lo que decidí o establecí, o al estar haciéndolo, ya que así puedo crear más fricción y conflicto interno por la búsqueda de satisfacer mi deseo de hacer lo que me imagino, centrándome en mis pensamientos, en esencia en cómo hago lo que sigue después de lo que estoy haciendo, de manera que me resisto a seguir en mi aplicación actual para eventualmente abandonarla, acumulando más excusas/dimensiones de este personaje para ello.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a pensar en lo que sigue después de lo que estoy haciendo a través de generar toda una experiencia de apuro por terminar para hacer lo que sigue después de lo que estoy haciendo, al imaginarme a mí mismo las consecuencias de qué pasa si no lo hago ahora a lo que me falta hacer, como viendo qué pasa si no participo, al estar por hacer lo que decidí o establecí, o al estar haciéndolo – me detengo y respiro. Me traigo al respiro, deteniendo mi participación en pensamientos, en esencia, en la mente, distribuyendo la energía a todo mi cuerpo físico respirando, estabilizándome, y a medida que me estabilizo y me traigo a lo físico, volviéndome consciente de mi participación física y centrándome en lo que estoy aplicando, hasta que esté hecho lo establecido o decidido, y una vez terminado, entonces evaluar qué es requerido hacerse y tener hecho para seguir con aquella, estable, aquí, directivo.

Me doy cuenta que de esta manera, dirigiéndome como principio director respiro a respiro, paso a paso, moviéndome física y prácticamente, centrándome, enfocándome y atento a aquella actividad o aplicación como yo mismo, es la manera en que llego a hacer las cosas, estableciéndome a mí mismo aquí, dándome como quisiera recibir en esencia al ir moviéndome dentro de y como disciplina de mí mismo y responsabilidad de mí mismo.

Me comprometo a mí mismo a convertirme en el principio director de mí mismo, respiro a respiro, paso a paso, moviéndome física y prácticamente a mis decisiones, a lo que establecí, a la consideración de sentido común y qué es requerido hacerse, centrándome, enfocándome y atento a qué hago, quién soy y entonces estableciéndome a mí mismo aquí, estable y directivo en lo que hago y quién soy dentro del punto de partida de responsabilidad de mí mismo y qué es mejor para todos.

En el próximo post caminaré la dimensión de Comportamiento de mi personaje preocupado por hacer algo.

Gracias.

jueves, 16 de mayo de 2013

Día 166 – Ansioso y apurado por lo que quieres al hacer tus tareas?

Éste post es la continuación de la Serie Desarrollando Disciplina con Uno Mismo:

|Dimensión de Reacción:

 
||Ansiedad por imaginarme a mí mismo haciendo algo que me gustaría hacer.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a pensar más sobre lo que me gustaría hacer, al generar ansiedad por imaginarme a mí mismo haciendo algo que me gustaría hacer, al estar por hacer mi aplicación que decidí o establecí, o al estar haciéndola, ya que así puedo invertir mi atención hacia mi mente, lo que imagino como personalidad, dándole posibilidad de manifestarse, y en consecuencia de darle esa consideración y posibilidad de manifestación, dejo mi aplicación decidida, establecida o que estoy haciendo, perdiendo así el sentido de responsabilidad y consideración hacia lo que establecí o decidí.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a pensar más sobre lo que me gustaría hacer, al generar ansiedad por imaginarme a mí mismo haciendo algo que me gustaría hacer, al estar por hacer mi tarea que decidí o establecí, o al estar haciéndola – me detengo y respiro. Me traigo al respiro y me recuerdo mi decisión o lo que establecí respecto a mi actividad, y detengo mi participación en miedos, pensamientos, imaginación, conversaciones internas, distribuyendo la energía a todo mi cuerpo físico respirando, estabilizándome, y me centro en mi aplicación decidida, establecida o que estoy caminando hasta que esté hecho lo que acordé conmigo mismo.

Me doy cuenta que de esta manera recupero mi sentido de responsabilidad al recordarme y volverme consciente de qué es requerido, y en ello, al ir deteniendo mi participación en la mente y centrarme en mi aplicación, no dándome elección de hacer otra cosa fuera de lo establecido o decidido, entonces así realmente camino mi aplicación dentro de mi sentido de responsabilidad.

Me comprometo a mí mismo a no darme elección cuando estoy caminando o enfrentando qué es requerido hacerse o mi responsabilidad, de manera que me centre, enfoque y atienda a mi sentido de responsabilidad invariablemente para llevar a cabo lo que decidí o establecí aplicar, y en consecuencia detener mi participación en personajes/personalidades.

||Apurado por hacer lo que deseo

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a pensar en lo que quiero hacer al generar toda una experiencia de apuro por hacer lo que deseo, al estar haciendo mi actividad o por hacer lo que decidí o establecí, ya que así puedo seguir participando en esta experiencia de apuro hasta soltarme de lo que actualmente he decidido, establecido o estoy haciendo para centrar mi mente en aquello que deseo hacer y entonces ir a hacerlo, desconsiderando completamente mi responsabilidad y qué es requerido hacerse.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a pensar en lo que quiero hacer al generar toda una experiencia de apuro por hacer lo que deseo, al estar haciendo mi actividad o por hacer lo que decidí o establecí – me detengo y respiro. Me traigo al respiro y me recuerdo a mí mismo mi decisión o lo que establecí o qué estoy haciendo, y detengo mi participación en miedos, pensamientos, imaginación y conversaciones internas, distribuyendo la energía a todo mi cuerpo físico respirando, estabilizándome, y me centro en mi aplicación decidida, establecida o que estoy haciendo hasta que esté hecho lo que acordé conmigo mismo.

Me doy cuenta que deteniendo mi participación en todos los pensamientos bajo la reacción y entonces centrándome, enfocándome y atendiendo a mi aplicación, mi actividad, entonces realmente camino, vivo y aplico mi decisión o lo que establecí, volviéndome mi principio director.

Me comprometo a mí mismo a transformar mi relación con el apuro a estabilidad, es decir, caminar mi decisión o lo que establecí o qué estoy haciendo, hasta volverme el principio director de mí mismo en la toma de mi dirección.

En el próximo post seguiré caminando la dimensión de Reacción de mi personaje preocupado por hacer algo.

Gracias.

miércoles, 15 de mayo de 2013

Día 165 – Ansioso por hacer otra cosa cuando haces tus tareas?

Éste post es la continuación de la Serie Desarrollando Disciplina con Uno Mismo:

|Dimensión de Reacción:


||Ansiedad por imaginarme a mí mismo haciendo algo que me falta hacer.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a ir tras la aplicación que me falta hacer a través de generar ansiedad por imaginarme a mí mismo haciendo algo que me falta hacer, al estar por hacer la tarea que establecí o decidí, o al estar haciéndola, ya que así puedo crear el hábito de dejar mi aplicación, trabajo o actividad por otra que temo no llegar a hacer al saber que me falta, y en ello, pierdo el sentido real de responsabilidad y de lo que es realmente caminar una decisión en base a la consideración de qué es requerido hacerse, sólo por mi propia creación energética de ansiedad.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a ir tras la aplicación que me falta hacer a través de generar ansiedad por imaginarme a mí mismo haciendo algo que me falta hacer, al estar por hacer la tarea que establecí o decidí, o al estar haciéndola – me detengo y respiro. Me traigo al respiro y me vuelvo consciente de mi decisión, de mi aplicación, y distribuyo la energía a todo mi cuerpo físico respirando, estabilizándome, centrándome en mi aplicación establecida o decidida, deteniendo mi participación en miedos, pensamientos, imaginación y conversaciones internas, trayendo mi participación y consciencia hacia la aplicación en sí misma.

Me doy cuenta que de esta manera me doy la oportunidad de realmente cambiar mi relación con la ansiedad a estabilidad, a tal punto donde detengo la ansiedad y mi participación en la mente donde puedo realmente centrarme en lo que estoy haciendo para hacerlo simplemente, la aplicación como yo mismo.

Me comprometo a mí mismo a volverme consciente del momento donde participo en mi mente como personajes/personalidad para inmediatamente detenerme al estar caminando la decisión o establecimiento de mi actividad aplicativa, hasta convertirme en el principio director de mi mundo interno y externo.

||Ansiedad por imaginarme a mí mismo haciendo la tarea o trabajo que sigue después de la que estoy haciendo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a hacer la tarea que sigue después de la que estoy haciendo a través de generar ansiedad por imaginarme a mí mismo haciendo la tarea o trabajo que sigue después de la que estoy haciendo, al estar por hacer la tarea que establecí o decidí, o al estar haciéndola, ya que así puedo dejar mi aplicación actual con la excusa de la experiencia de ansiedad por hacer la siguiente, en donde las experiencias energéticas definen mi decisión de movimiento y aplicación en vez de yo mismo como el respiro en la consideración y sentido de responsabilidad y qué es requerido hacerse.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a hacer la tarea que sigue después de la que estoy haciendo a través de generar ansiedad por imaginarme a mí mismo haciendo la tarea o trabajo que sigue después de la que estoy haciendo, al estar por hacer la tarea que establecí o decidí, o al estar haciéndola – me detengo y respiro. Me traigo al respiro y me recuerdo que tengo que caminar la actividad decidida o establecida hasta el punto que acordé conmigo mismo, en consecuencia distribuyo la energía a todo mi cuerpo físico respirando, estabilizándome, deteniendo mi participación en miedos, pensamientos, imaginación y conversaciones internas, centrándome en mi aplicación.

Me doy cuenta que de esta manera estoy levantándome como principio director de mí mismo, caminando, aplicando y viviendo mi decisión de qué voy a aplicar, siendo de esta manera todo un punto de total dirección de mí mismo, considerando el sentido de responsabilidad en todo momento, desde que me doy cuenta de en lo que participo hasta la detención, estabilización y el centrarme en lo que es requerido.

Me comprometo a mí mismo a volverme consciente de mi principio directivo en y como el ser que soy, decidiendo cómo dirigirme en el momento, dentro de esto, moverme dentro de mis decisiones, vistas y consideraciones de responsabilidad dentro del principio de qué es mejor para todos y qué es requerido hacerse.

En el próximo post seguiré caminando la dimensión de Reacción de mi personaje preocupado por hacer algo.

Gracias.

martes, 14 de mayo de 2013

Día 164 – Deteniendo el deseo de hacer otra cosa al hacer mis tareas

Éste post es la continuación de la Serie Desarrollando Disciplina con Uno Mismo:

|Dimensión de Reacción:


||Deseo de ir a hacer lo que me estoy imaginando a mí mismo haciendo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a abandonar mi aplicación a través de generar el deseo de ir a hacer lo que me estoy imaginando a mí mismo haciendo, al estar por hacer la actividad que decidí o establecí o al estar haciéndola, ya que así puedo ir a satisfacer mis deseos, en el nombre de hacer lo que me gustaría hacer, lo que alimenté en mi mente energéticamente a costas de perder el sentido de responsabilidad, de lo que es requerido hacerse y lo que es realmente tomar una decisión en consideración de qué es mejor para todos, y en consecuencia crear el hábito de abandonar mi aplicación tras satisfacer mi deseo de hacer lo que me gustaría hacer, que es en esencia, lo que me imagino al estar haciendo mi aplicación requerida.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a abandonar mi aplicación a través de generar el deseo de ir a hacer lo que me estoy imaginando a mí mismo haciendo, al estar por hacer la actividad que decidí o establecí o al estar haciéndola – me detengo y respiro. Me traigo al respiro y detengo mi participación en miedo, pensamientos, imaginación y conversaciones internas, distribuyendo la energía a todo mi cuerpo respirando, estabilizándome y me recuerdo a mí mismo por qué estoy caminando lo que estoy caminando, y entonces me centro en mi aplicación en sí misma.

Me doy cuenta que de esta manera estoy tomando la decisión de hecho de detener mi participación en el deseo y en consecuencia, me centro en mi aplicación como yo mismo, y en ello simplemente dejo ir todo lo que no esté relacionado para entonces enfrentarme a mí mismo en la actividad.

Me comprometo a mí mismo a recordarme a mí mismo la relevancia de centrarme en mi aplicación y en consecuencia, detener mi participación en mi mente, en personajes/personalidades para entonces caminar estable y centrado en mi actividad/aplicación actual como una decisión, viviéndola práctica y físicamente.

En el próximo post seguiré caminando la dimensión de Reacción de mi personaje preocupado por hacer algo.

Gracias.

lunes, 13 de mayo de 2013

Día 163 – Canciones metidas en tu cabeza al hacer tus tareas?

Éste post es la continuación de la Serie Desarrollando Disciplina con Uno Mismo:

|Dimensión de Chat Mental/Conversaciones Internas:


||Canto una canción como reflejando que deseo hacer otra cosa

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a crear una resistencia a través de cantar una canción en mi mente como reflejando que deseo hacer otra cosa, al estar haciendo mi aplicación o actividad, ya que así puedo al cantar la canción alimentar mi deseo por hacer otra cosa y en consecuencia generando resistencia a mi aplicación actual, en esencia, cantando deliberadamente para no seguir con mi aplicación y eventualmente abandonarla.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a crear una resistencia a través de cantar una canción en mi mente como reflejando que deseo hacer otra cosa, al estar haciendo mi aplicación o actividad – me detengo y respiro. Me traigo al respiro y detengo mi participación en conversaciones internas e imaginación, y disipo la reacción distribuyendo la energía a todo mi cuerpo físico respirando, estabilizándome, y a medida que me detengo, voy centrándome en mi decisión y punto de partida de mi aplicación o actividad que estoy trabajando.

Me doy cuenta que de esta manera estoy caminando, aplicando y viviendo mi decisión de realmente centrarme en hacer mi tarea o aplicación decidida o establecida, tomando mi principio directivo en esencia.

Me comprometo a mí mismo a levantarme cada vez que tenga canciones metidas en mi cabeza, es decir, deteniendo mi participación y simplemente dirigirme en cada respiro a seguir en mi aplicación hasta que vuelva a centrarme en ella.

En el próximo post caminaré la dimensión de Reacción de mi personaje preocupado por hacer algo.

Gracias.

domingo, 12 de mayo de 2013

Día 162 – El punto de partida cuando ves la hora al hacer una tarea

Éste post es la continuación de la Serie Desarrollando Disciplina con Uno Mismo:

|Dimensión de Chat Mental/Conversaciones Internas:


||Cuánto falta?

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a mirar la hora desde el punto de partida de querer hacer otra aplicación al tener la conversación interna ‘cuánto falta?’ al estar haciendo mi aplicación decidida o establecida, ya que así puedo generar toda una experiencia de apuro si falta poco, una experiencia de ansiedad si falta mucho o simplemente dejar mi aplicación si ya terminó el tiempo o es tiempo de otra tarea, y en esencia, el punto de partida determinando quién soy en mi aplicación es inaceptable.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a mirar la hora desde el punto de partida de querer hacer otra aplicación al tener la conversación interna ‘cuánto falta?’ al estar haciendo mi aplicación decidida o establecida – me detengo y respiro. Me traigo al respiro, volviéndome consciente de mi punto de partida y entonces detengo mi participación en miedo, pensamientos, conversaciones internas e imaginación, volviéndome consciente de mi cuerpo físico y aplicación, y re-dirijo mi punto de partida a expandirme, crecer y desarrollarme en la aplicación como yo mismo, centrándome en la aplicación como yo mismo.

Me doy cuenta que de esta manera, estableciendo quién soy en mi aplicación desde el punto de partida de vivir ese potencial que puedo recibir al caminar y aplicar mi aplicación como yo mismo, entonces definitivamente ya no iré a ver la hora bajo el punto de partida de querer hacer lo siguiente, y aun así, deteniéndome y caminando mi nuevo punto de partida en mi aplicación me vuelvo más centrado.

Me comprometo a mí mismo a darme a mí mismo el potencial de crecer, expandirme y desarrollarme al caminar y vivir mi aplicación como yo mismo.

En el próximo post seguiré caminando la dimensión de Chat Mental/Conversaciones Internas de mi personaje preocupado por hacer algo.

Gracias.

sábado, 11 de mayo de 2013

Día 161 – Lo que es requerido hacerse vs. lo que se puede hacer sólo ahora

Éste post es la continuación de la Serie Desarrollando Disciplina con Uno Mismo:

 |Dimensión de Chat Mental/Conversaciones Internas:


||Va a ser tarde si lo hago en otro momento

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a darle consideración a la otra tarea que he dejado por la decisión de qué es requerido hacerse al tener la conversación interna ‘va a ser tarde si lo hago en otro momento’, al estar por hacer o haciendo lo que decidí aplicar, ya que así en ese momento de consideración puedo generar toda una experiencia de apuro por hacerlo antes de que sea tarde, corriendo contra el tiempo en esencia, para hacerlo, centrándome en poder hacer aquello a lo cual estoy contra el tiempo.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a darle consideración a la otra tarea que he dejado por la decisión de qué es requerido hacerse al tener la conversación interna ‘va a ser tarde si lo hago en otro momento’, al estar por hacer o haciendo lo que decidí aplicar – me detengo y respiro. Me traigo al respiro y me centro en qué es requerido hacerse, deteniendo mi participación en pensamientos, conversaciones internas e imaginación que no estén relacionados a mi aplicación decidida o actual, que estoy caminando y aplicando, volviéndome consciente de mi participación física en ello y el cómo camino mi aplicación, es decir, estable y aquí en y como la aplicación.

Me doy cuenta que de esa manera no genero ningún punto de apuro, porque mi punto de partida es centrarme en hacer aquello que decidí hacer, y entonces tomando los puntos prácticos o las condiciones respecto a la aplicación, de manera que entonces esté plenamente centrado.

Me comprometo a mí mismo a centrarme en mi aplicación decidida o elegida a caminar, uno e igual a y como la aplicación, deteniendo toda participación en pensamientos, conversaciones internas e imaginación respecto a otras actividades.

En el próximo post seguiré caminando la dimensión de Chat Mental/Conversaciones Internas de mi personaje preocupado por hacer algo.

Gracias.

viernes, 10 de mayo de 2013

Día 160 – Unificándome con el esfuerzo de hacer mis tareas

Éste post es la continuación de la Serie Desarrollando Disciplina con Uno Mismo:

|Dimensión de Chat Mental/Conversaciones Internas:


||Es muuuucho esfuerzo

Problema:
El problema con esta directiva programada es que hago de la aplicación de la palabra esfuerzo como yo mismo algo más, y en ello genero toda una experiencia de ser demasiado, donde, en esencia, me manipulo a mí mismo a abandonar mi aplicación, proyectándome primeramente para reaccionar y luego separarme de la aplicación de esfuerzo, haciéndolo más, demasiado para mí.

Solución:
Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a proyectarme a mí mismo haciendo la aplicación o actividad que decidí hacer o que voy a hacer al tener la conversación interna ‘es muuuucho esfuerzo’ al estar por hacer mi aplicación de una tarea o actividad que decidí o que voy a hacer, ya que así al imaginarme a mí mismo haciendo la aplicación, lo hago desde el punto de partida de verlo como más que yo mismo a ese esfuerzo que estoy proyectando en mi mente, y en ello realmente genero todo un punto de conflicto interno por hacerlo, creando toda una resistencia a hacer mi aplicación.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a proyectarme a mí mismo haciendo la aplicación o actividad que decidí hacer o que voy a hacer al tener la conversación interna ‘es muuuucho esfuerzo’ al estar por hacer mi aplicación de una tarea o actividad que decidí o que voy a hacer – me detengo y respiro. Me traigo al respiro y detengo mi participación en la imaginación, volviéndome consciente de mi cuerpo físico humano y me enfoco en mí mismo como la aplicación, es decir, qué tengo que hacer dentro de mi actividad que decidí o que voy a hacer, deteniendo toda mi participación en conversaciones internas, pensamientos e imaginación.

Me doy cuenta que de esta manera realmente camino centrado en mi aplicación, y que de hecho es algo simple, volviendo mi punto de partida yo mismo haciendo la aplicación como yo mismo, dándome cuenta que, en esencia, la aplicación avanza a medida que yo avanzo.

Me comprometo a mí mismo a volverme consciente de mi punto de partida al caminar mi aplicación y actividad, y aplico perdón a uno mismo y aplicación correctiva a todo punto que no esté alineado a yo mismo como punto de partida en y como la aplicación y actividad para entonces tomar una decisión y dirigirme a mí mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a crear toda una experiencia de ser demasiado al proyectarme a mí mismo haciendo la aplicación o actividad que decidí hacer o que voy a hacer, al tener la conversación interna ‘es muuuucho esfuerzo’ al estar por hacer mi aplicación de una tarea o actividad que decidí o que voy a hacer, ya que así puedo dentro de la resistencia crear mi condición física de no poder hacerlo, como estancado en energía y simplemente dentro de todo este punto energético sin poder moverme, de manera que realmente no pueda vivir el esfuerzo requerido para dirigirme, sino que separarme de mí mismo como esfuerzo y permanecer en energía, en mi mente, en mi imaginación, proyectándome y sin darme a mí mismo el esfuerzo requerido para hacerlo.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a crear toda una experiencia de ser demasiado al proyectarme a mí mismo haciendo la aplicación o actividad que decidí hacer o que voy a hacer, al tener la conversación interna ‘es muuuucho esfuerzo’ al estar por hacer mi aplicación de una tarea o actividad que decidí o que voy a hacer – me detengo y respiro. Me traigo al respiro y me recuerdo a mí mismo qué decidí hacer, y entonces me vuelvo consciente de qué implica o en qué consiste lo que tengo que hacer, y lo hago, distribuyendo la energía a todo mi cuerpo físico respirando, de esta manera estabilizándome y a medida que lo hago, detengo mi participación en pensamientos, conversaciones internas e imaginación para centrarme en mí mismo como la aplicación.

Me doy cuenta que de esta manera ya no me separo del esfuerzo que tengo que dar, sino que detengo la separación para comenzar a vivir el esfuerzo que tengo que darme a mí mismo para caminar lo que he decidido, por ende, al tomar una decisión y caminarla, estoy dándome a mí mismo como me gustaría recibir si mi punto de partida es yo mismo en honestidad como uno mismo corrigiéndome.

Me comprometo a mí mismo a, al recordarme mi decisión o el punto práctico por el cual genero la experiencia de que es demasiado, caminar mi aplicación correctiva incondicionalmente, es decir, que camino mi decisión práctica establecida, dándome estabilidad a medida que me dirijo y muevo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo manipularme a mí mismo a abandonar mi aplicación al crear toda una experiencia de ser demasiado al proyectarme a mí mismo haciendo la aplicación o actividad que decidí hacer o que voy a hacer, al tener la conversación interna ‘es muuuucho esfuerzo’ al estar por hacer mi aplicación de una tarea o actividad que decidí o que voy a hacer, ya que así puedo realmente vivir en separación de mi aplicación de esfuerzo, haciéndolo más que a mí mismo, en donde entonces me victimizo a mí mismo de no poder realmente dar ese esfuerzo de hacer mi aplicación y entonces permanezco en un ciclo de abandonar cada vez que tenga que dar ese esfuerzo por estar de pie como el esfuerzo, como la corrección como yo mismo, donde entonces comenzaría a detener el esfuerzo en más actividades o aplicaciones hasta eventualmente no darme a mí mismo más esfuerzo para hacer las aplicaciones.

En el momento y cuando me vea a mí mismo manipulándome a mí mismo a abandonar mi aplicación al crear toda una experiencia de ser demasiado al proyectarme a mí mismo haciendo la aplicación o actividad que decidí hacer o que voy a hacer, al tener la conversación interna ‘es muuuucho esfuerzo’ al estar por hacer mi aplicación de una tarea o actividad que decidí o que voy a hacer – me detengo y respiro. Me traigo inmediatamente al respiro y detengo mi participación en conversaciones internas, imaginación y pensamientos, y a medida que me detengo, me vuelvo consciente de mi cuerpo físico, distribuyo la energía a todo mi cuerpo físico respirando, de esa manera estabilizándome, a medida que me muevo dentro de y como mi decisión de qué voy a hacer o la actividad, y voy dirigiéndome a llegar al punto de estabilidad mientras me muevo físicamente.

Me doy cuenta que de esta manera me unifico con mi esfuerzo, es decir, me muevo físicamente y doy ese esfuerzo a mí mismo a hacer aquello que decidí o que voy a hacer simplemente, deteniendo mi participación en la mente y caminando mis decisiones como yo mismo de hecho.

Me comprometo a mí mismo a unificarme con mis decisiones, es decir, dar ese esfuerzo por corregirme y vivir lo que he decidido y elegido hacer.

*La recompensa es lo que me doy cuenta de mi aplicación correctiva.

En el próximo post seguiré caminando la dimensión de Chat Mental/Conversaciones Internas de mi personaje preocupado por hacer algo.

Gracias.