sábado, 21 de julio de 2012

Día 51 – Miedo a las malas experiencias


Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo limitarme a no actuar al darme cuenta y entender que experimento algo dentro de mí mismo al actuar de tal manera que recibo desde mí mismo y el entorno hacia mí mismo ciertas percepciones que me hacen experimentar emociones, cosas que no me gustan experimentar y reconozco que no he querido acercarme a tales experiencias porque no he querido enfrentarlas en vida.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo limitarme con conocimiento e información que he tomado en consideración porque me decía tal conocimiento que entrar en experiencias energéticas significa que todavía reacciono y entonces temer entrar en reacciones, pensamientos por percibir y creer que tendría que ‘enfrentar’ algo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo temer experimentar mis reacciones.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo conectar el temor a enfrentar mis reacciones con el miedo en sí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo el temor a mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo cargar la palabra enfrentar con un valor negativo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo separarme a mí mismo de la palabra enfrentar al haber juzgado la palabra enfrentar como malo/negativo/incorrecto y que no podría conseguir lo que quiero=interés personal, en separación de mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo conectar la palabra enfrentar a la palabra perder.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo separarme a mí mismo de la palabra enfrentar y la palabra perder al haber definido la palabra enfrentar dentro de la palabra perder, en separación de mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo limitarme a la idea de que ‘perdería’ lo que he logrado, quien soy y me he convertido, cuando ‘logro’, ‘quien soy’ y ‘me he convertido’ son rasgos en separación de mí mismo al haber creído y percibido que podría perderlo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo aferrarme a la idea de que he logrado algo, y en ese logro haber definido quien soy y por lo tanto la creencia de que  me he convertido en algo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo temer perder las memorias de que he logrado y alcanzado algo y dentro de esto, me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo aferrarme a las memorias de logro y éxito al definir logro y éxito en pensamientos e ideas de superación personal, en separación de mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo conectar superación personal a la supresión de la mente.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo separarme a mí mismo de la superación personal y la supresión de la mente al haber definido superación personal dentro de la supresión de la mente, en separación de mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo no realizar, ver y comprender que al querer/desear la superación personal, suprimí mi mente en la búsqueda de querer/desear alcanzar la superación personal que me volvió tan cínico que confié en mis propios pensamientos sobre el punto de no reaccionar y así evitar las reacciones y limitarme a las experiencias cotidianas que no son malas experiencias por no querer actuar, hablar y ser ese punto de acción y dirección donde estoy de pie sea si estoy o no estoy reaccionando porque la reacción y experiencia las tendré en ese momento de acción pero a medida que actúo daré con el por qué de mi experiencia interna y como tal la experiencia interna la estoy creando yo mismo e inevitablemente tendré que enfrentarlas.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo quedarme con las buenas experiencias y no cuestionarlas, no terminarlas, no finalizarlas para dar lugar a la expansión de mí mismo, ya que me he definido dentro de estas buenas experiencias que no he querido de hecho cambiarme a mí mismo debido al miedo a no querer experimentar otras experiencias emocionales o negativas a las cuales me he condicionado a no re-vivirlas o experimentarlas.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo utilizar la retroalimentación de imágenes, memorias y pensamientos para ver si me conviene actuar de tal manera para no tener que experimentar emociones y experiencias negativas.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo condicionar mis actos a las memorias, imágenes y pensamientos que experimento dentro de mí mismo en un momento dado en el cual puedo tomar responsabilidad por y para mí mismo para mostrar quien soy, y en ese acto de mostrar quien soy tendré un cruce de referencias con mis experiencias internas donde el cagaso  que pueda tener sólo es creado por y para mí mismo, para no tener que enfrentar y caminar el punto ya que me he condicionado a no enfrentar y caminar y actuar al sentir o experimentar emociones o experiencias negativas lo cual es una gran limitante generada por mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo condicionarme a mí mismo a no actuar y dirigirme cuando experimento miedo y otras emociones.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo retroalimentar mi mente con mi participación en memorias, imágenes y pensamientos que me limitan a no estar y permanecer aquí, el respiro es la llave para permanecer aquí ante tal o cual experiencia interna donde podré caminar constante y consistentemente, sin importar lo que experimente por dentro.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo limitar mis actos y dirección por las experiencias internas, pensamientos secretos y chats mentales.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo dejar que me dirija mis chats mentales y pensamientos cuando noto que experimento emociones y sentimientos.

Cuando esté dirigiéndome a comunicar y actuar debido a un punto que encontré que sería de apoyo y asistencia para mí mismo y al otro como a mí mismo y, al recibir palabras de otros las cuales percibo y experimento negatividad o emociones, memorias, imágenes y pensamientos – me detengo y respiro, me doy cuenta de que esa experiencia es creada por y para mí mismo la cual tengo que tomar responsabilidad y entonces actúo y comunico lo que he querido decir y dirigir.

Me comprometo a mí mismo a ser constante y consistente en y como cada momento de respiro aquí.

Me comprometo a mí mismo a no influenciar mi participación externa con las experiencias internas.

Me comprometo a utilizar el respiro cada vez que hago una retroalimentación en mi mente con memorias, imágenes y pensamientos para parar la búsqueda del interés personal en mi dirección y parar los condicionamientos de seguir caminando por donde no hay experiencias negativas.

1 comentario:

  1. Gracias por compartir. Sugiero instalar los botones de redes sociales para asi poder compartir tu blog en pinterest, reddit, stumbleupon, etc. Link aquí: http://sharethis.com/

    Gracias nuevamente.

    ResponderEliminar

Escribe un comentario :)