sábado, 3 de mayo de 2014

Día 249 - Vivir Palabras: Fidelidad / Fiel

Ok, hace un tiempo atrás caminé una serie de blogs respecto al punto de ser fiel en una relación y mis últimos blogs estaban también reflejando este punto de ‘ser fiel’.

Al principio, en mi primera relación, yo no sería fiel, es decir, no me alineaba a lo que una relación ‘implica’ en términos de las normas donde la fidelidad es una de ellas para que la relación siga siendo una ‘relación’, de lo contrario la relación se rompería. Y yo viví esto, donde vivía la fidelidad en un contexto de polaridad, es decir, no sería fiel al principio porque estaba interesado en explorar el besar mujeres, luego sería fiel por estar alimentando la relación que estaba teniendo con mayor participación, cosa en la primera relación no sucedía porque mi novia no tenía mucho tiempo para nuestra relación.

Estar en el punto de ‘infidelidad’ ha sido por varios años de mi adolescencia, hasta que llegué a desteni y quise ser más comprometido y serio con lo que hago donde tengo una base en el por qué lo hago, qué hago, cómo lo hago y quién soy en lo que hago.

Luego, cuando entré en la relación que actualmente tengo lo que emergieron son pensamientos de ‘mi novia podría hacerme lo mismo que yo hice en el pasado’, ‘no es comprometida como yo’, ‘no se compromete’, entre otros puntos. Donde de hecho he temido que mi novia no sea fiel debido al temor a no vivir más la idea de ‘la relación perfecta’ donde la fidelidad es parte de ésta, y la fidelidad tiene que ser de principio a fin.

Ahora, en los últimos blogs estuve caminando este punto de ‘complacernos el uno al otro’ en una relación, donde me di cuenta cómo buscamos complacernos en relaciones en términos de vivir el uno y el otro palabras para el uno y el otro. Donde por ejemplo, yo le daría a ella en el gusto con respecto a hacer lo que ella quiere, donde satisface la experiencia de estar en compañía por no querer estar sola, y yo recibo allí la fidelidad porque entonces no se enojará y no querrá estar con otro, que es en esencia esa mi idea y temor.


Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo definir fidelidad / ser fiel en el compromiso de seguir las normas de parejas con mi novia y limitar la fidelidad / ser fiel a éste compromiso, sin darme cuenta que la implicación de vivir fidelidad / el ser fiel como una constancia, firmeza, continuidad, cumplir con, apegarse a, permanecer en/con algo/alguien puede ser completamente vivible no sólo para el compromiso de seguir las normas de parejas, sino con vivir los compromisos y decisiones que yo establecí conmigo mismo y entonces, yo dar y recibir ‘fidelidad a uno mismo’ estableciendo la plataforma de la palabra como fidelidad y viviendo la fidelidad en la relación conmigo mismo.

Así que, en el próximo blog seguiré explorando la palabra y redefiniendo la palabra para convertirla en una palabra que pueda vivir como una expresión de mí mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario :)