miércoles, 24 de septiembre de 2014

Día 263 - El punto de partida de mí Proceso: mejorar y estabilizar mi vida

Responsabilidad convirtiéndose en uno mismo, siendo uno mismo: ‘el punto de partida del proceso’, para que éste no esté separado de uno mismo, sino que éste sea ‘uno mismo’, donde prácticamente no se vea al proceso como ‘una obligación’, ‘algo que se tiene que hacer’ y cosas así, sino más bien ‘una parte de mí’ y por tanto yo decido ‘cuándo hacerlo’ y darme ese tiempo para ‘expresarme a mí mismo en y como el proceso’, donde el proceso soy yo mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo hacer del proceso una obligación, algo ‘separado de mí’, donde entonces tendría que pensar en “tengo que hacerlo” y dentro de eso ver excusas y razones y propósitos para ‘no hacerlo’, en lugar de realmente HACER DEL PROCESO UNA PARTE DE MÍ, donde yo estoy caminando el proceso COMO YO MISMO, donde yo expreso el proceso, yo soy el proceso, el proceso soy yo, soy la carne viva del proceso, viviendo mi máximo potencial COMO EL PROCESO que es posible COMO MI VIDA.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no ‘empujarme’ lo suficiente para atravesar las resistencias, la energía, los pensamientos, mi mente en su totalidad, debido a ‘no haber tomado en cuenta’ el proceso como yo mismo, yo siendo el proceso, yo estar fallándome a mí mismo al ‘no dar mi máximo potencial’, ‘lo mejor de mí’ como proceso.

Me doy cuenta que yo instalo mi propio programa del proceso, el proceso no existe si yo no lo estoy creando e integrando y colocando EN MÍ VIDA, YO SIENDO EL PROCESO, el proceso es parte de mí vida.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no ser lo suficientemente honesto conmigo mismo para realmente dar mi máximo potencial como proceso, de realmente, de hecho colocar todas las maneras prácticas en que puedo apoyarme y asistirme a mí mismo a caminar el proceso, a vivir y darme cuenta de mi máximo potencial.

Me doy cuenta de que siempre que comienzo a moverme al ver mi potencial, no doy mi máximo, no me sigo empujando hasta llegar a mi total potencial.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no dar mi máximo potencial, llegar a mi total potencial al empujarme y reconocer mi potencial, justamente porque noto ‘algunos cambios’, noto ‘que las cosas se estabilizan y mejoran’, siendo ese mi punto de partida, que ‘las cosas mejoren’, ‘se estabilicen’, en lugar de realmente aprender de ese proceso en el que hice que las cosas se estabilizaran y mejoraran, llevándolo a un punto de convertirlo en una parte de mí y vivirlo hasta mi total potencial a esos puntos que me permitieron estabilidad y mejora de mí mismo, de mi vida.

Me doy cuenta que no estoy viviendo mi proceso de vivir palabras, de expresar ese cambio, esas correcciones dentro del punto de partida de ‘vivir mi máximo potencial’ al darme cuenta de ello, al verlo, mi interés está más bien en ‘estabilidad’, en ‘mejorar mi vida’, lo cual, por supuesto, ese podría ser el camino, algo que puedo desarrollar y crear, pero el punto de partida para transitar ese camino, crearlo, eso es lo relevante, por qué yo transito ese camino, por qué lo estoy creando, está claro: justamente porque ESO ES LO MEJOR, sin embargo, a dónde quiero llegar? Qué es lo que estoy buscando? – el punto en realidad es YO SER LO MEJOR, LLEGAR AL PUNTO MÁXIMO DE ESAS EXPRESIONES, ser esas expresiones a mi total potencial, uno e igual.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo usar éste proceso para llegar a una estabilidad, mejorar mi vida, donde tendría estas definiciones y expectativas de lo que es la estabilidad y el mejorar mi vida, donde el proceso estuvo limitado a llegar a esos puntos: estabilidad y mejorar mi vida, en lugar de realmente crear estos puntos para mi apoyo y asistencia al proceso, donde de hecho el enfoque está en yo crear estos puntos para poder seguir apoyando y asistiendo a mí proceso y el proceso de los demás, de realmente traer este cambio para dar nacimiento a la vida desde lo físico – la estabilidad y el mejorar mi vida son sólo pasos para lo que sería ‘algo más grande’, algo que realmente sea un impacto y dentro de eso, pueda convertirme en mi total potencial para traer el cielo a la tierra, lo cual es el fin de todo esto: lo que es mejor para toda la vida, aquí.

Me comprometo a mí mismo a seguir limpiando mi punto de partida de caminar el proceso e ir integrando el proceso más en mi vida, al punto donde el proceso es una parte de mí, se torna natural en mi vivir día a día, configurándolo y ajustándolo en mi vida.


Continuaré en el próximo post abriendo el punto de partida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario :)