domingo, 13 de julio de 2014

Día 260 - Abriendo memorias de ‘cuando estoy enfermo’: parte 3

Este artículo es continuación de:

Y continúo con las realizaciones, compromisos y aplicación correctiva del perdón que había escrito en la primera y segunda parte. Estoy en este artículo aplicándome sobre la memoria de cuando reaccioné a las palabras de mi madre, más específicamente la reacción de ‘sentirme acompañado’, la polaridad/ sus consecuencias.

Realizaciones, compromisos y Aplicación Correctiva (Continuado):

En el momento y cuando me vea generando la experiencia de ‘sentirme acompañado’ cuando alguien está cuidando de mí, haciendo cosas por mí o dándome cosas – me detengo y respiro. Me doy cuenta que el sentirme acompañado es una experiencia que creé por mí mismo desde cuando era niño dentro del punto de partida de ‘no sentirme solo’, y por tanto es la polaridad de ‘sentirme solo’ esta experiencia, así que:

Me comprometo a mí mismo a detener la experiencia de ‘sentirme acompañado’ a través de traerme a mi cuerpo físico con el respiro, ya que me doy cuenta la consecuencia de esta experiencia y el origen de esta experiencia, el cual es el generar la experiencia de soledad como polaridad si no recibo tal cuidado y atención por un lado y por el otro la realización de que yo mismo soy el origen de la experiencia, y en lugar de estar en mi mente sintiendo algo por alguien que está tomando la decisión de cuidarme, de hacer cosas por mí y darme cosas, realmente hay mucho más de ese ser en ese momento que no estoy viendo al estar velado por mi experiencia mental donde sólo considero ‘lo que yo siento’ y el ‘cómo puedo usar esto que siento y lo que ese individuo está haciendo por/para mí para seguir usándolo’ y no el reconocer ‘lo que está haciendo en realidad’ este individuo – lo cual no tiene nada que ver con una experiencia mental.

Me comprometo a mí mismo a estar agradecido por lo que esa persona está haciendo: por su atención y cuidado, ya que puedo entender que hay una consideración por parte de esa persona conmigo, y estar agradecido no es sólo dar un “gracias por tu atención y cuidado”, sino más bien un agradecimiento por mostrarme la manera en que yo también puedo atender y cuidar a otros como yo mismo, por ser un ejemplo para mí de cómo puedo abordar situaciones donde otro individuo o hasta yo mismo esté enfermo, ya sea que esté o no esté acompañado cuando estoy enfermo.

En el momento y cuando me vea usando aquellas personas que me hacen ‘sentir acompañado’ para que me atiendan y cuiden, como una oportunidad para mí de creer que ‘no estoy solo’ – me detengo y respiro. Me doy cuenta que estoy tratando de ‘llenar ese hueco’ que he creado al generar de nuevo la experiencia de ‘sentirme acompañado’ que había creado con el tomar de mi cuerpo físico y creando la consecuencia de ‘hacer huecos’ a mí mismo, lo que significa el ‘tratar de llenarlos’ con experiencias para mí mente, en lugar de parar el buscar llenarme con experiencias y más bien comenzar a llenar los espacios con direcciones, correcciones y aplicación práctica de vivirme a mí mismo, expresarme a mí mismo, por tanto:

Me comprometo a mí mismo a reconocer que tanto la experiencia de sentirme acompañado, como el vacío y la soledad, son experiencias y consecuencias de reacciones energéticas en mi mente, por lo que puedo entender, ver y darme cuenta que puedo recibir apoyo y asistencia de otras personas que están aquí conmigo con respecto a mi estado físico, como también puedo apoyarme y asistirme a mí mismo a calmarme a mí mismo deteniendo pensamientos y reacciones, estabilizándome al traerme al cuerpo físico con el respiro, porque esa es mi responsabilidad de qué y cómo vivo DENTRO de mí mismo – por tanto, la soledad, el sentirme acompañado y el sentir un vacío son experiencias creadas por mí mismo que puedo detener y comenzar a vivir en lo físico, momento a momento, respiro a respiro siendo el principio rector, y es a través de vivir así que no me permito y acepto reaccionar energéticamente de estas maneras, y así puedo vivir tranquilidad y calma.

En el momento y cuando me vea sintiendo un vacío, un hueco dentro y como yo mismo, como si ‘algo me faltase’ cuando estoy enfermo – me detengo y respiro. Me doy cuenta que este vacío existe por mi aceptación y permiso de crear relaciones en mi mente donde he relacionado partes de otros individuos con energías en mi mente, tomando de mi físico para ello, y así al formar esta relación con una energía y viendo esta relación como ‘necesaria’, o ‘que no debería de perder’, que ‘me gusta’ y ‘me aferro a’, la consecuencia es el percibir o sentir un hueco o vacío dentro de mí mismo, por tanto:

Me comprometo a mí mismo a explorar qué es lo que creó el hueco o vacío dentro de mí mismo y aplicar perdón a uno mismo sobre todas las relaciones y puntos que he formado en mi mente.

Me comprometo a mí mismo a decidir vivir calma y tranquilidad en esos momentos al tomar responsabilidad de mi experiencia, parando y dirigiendo reacciones y pensamientos, al punto donde se detienen los movimientos dentro de mí y sólo quedo yo aquí respirando con y como mi cuerpo físico.

En el momento y cuando me vea creyendo que me falta algo, que me falta esa experiencia de sentirme acompañado cuando estoy solo/enfermo, y quiero esa experiencia – me detengo y respiro. Me doy cuenta que puedo darme yo mismo eso que percibo/creo/experimento que me falta, puedo establecerlo/programarme a mí mismo (de acuerdo al diseño de unicidad e igualdad) para dármelo yo mismo, porque a pesar de tener otros individuos a mi alrededor, reconozco que yo también estoy aquí y puedo darme cuenta de ello, por tanto:

Me comprometo a mí mismo a explorar en detalle lo que creo/percibo/experimento que me falta, y ver si esto puede ser alineado a los principios de unicidad e igualdad, es decir, que pueda yo mismo vivirlo y dármelo a mí mismo como una expresión de mí mismo.

Me comprometo a mí mismo a, en el momento y cuando me vea en falta de la experiencia de ‘sentirme acompañado’, traerme a mi cuerpo físico con el respiro y reconocer que yo estoy aquí, el que está experimentando mi cuerpo físico soy yo mismo, soy consciente de lo que experimenta mi cuerpo físico, soy consciente de los movimientos de mi cuerpo físico, soy totalmente el ser que está sintiendo y viviéndose/expresándose en el cuerpo físico, por tanto le doy esa compañía a mi físico, de respirar con mi físico, de sentir mi físico, estar para mí y apoyar y asistir a mi cuerpo físico con el tomar responsabilidad de mi mente: mis reacciones y pensamientos, ya que soy consciente de que esto puede dañar y perjudicar el estado y condición de mi físico, como también ser la consecuencia mi mente de mi estado físico actual.

Continuaré en el próximo post con más de perdón a uno mismo sobre los puntos que había abierto en la memoria de cuando reaccioné a las palabras de mi madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario :)