martes, 1 de julio de 2014

Día 256 - La naturaleza humana como la naturaleza de la mente

Este es un post ‘introductorio’ de lo que compartiré en mi próximo blog acerca de otro de los principios de vida que me comprometí.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo usar energías como las energías que definí en el tener sexo como satisfacción y placer en mi mente con una mujer adulta, una bruja, con X donde de hecho creé esta idea de satisfacción y placer en mi mente con energía, sin darme cuenta que de hecho esta energía que he experimentado y asociado a estas mujeres es de hecho generado por mí mismo y en realidad lo que estoy experimentando no es más que las experiencias que he almacenado dentro de mí mismo, no en realidad la realidad física o la situación en sí que defino y asocié a las energías de placer y satisfacción, por tanto lo que estoy experimentando como un ‘adelanto’ de lo que experimentaría no es más que una memoria cargada por mí mismo, que por tanto soy yo mismo el que la cargó y por ende el que está generando la experiencia hacia la memoria misma.

Me doy cuenta que estas energías que experimento dentro de mí mismo no es más que la propia experiencia generada de mí mismo por mí mismo, por tanto, soy el creador de lo que experimento.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo desear experimentar satisfacción y placer al querer encarnar o vivir esas situaciones o acciones que definí como placenteras o satisfactorias en mi mente, que no es más que la búsqueda por experimentar esas energías que yo mismo he generado y asociado a tales situaciones o acciones, por tanto es más bien la búsqueda de experimentarme a mí mismo, expresarme a mí mismo en y como tales palabras – estoy en búsqueda de hecho de mí mismo.

Me doy cuenta que al desear experimentar satisfacción y placer, es de hecho la búsqueda de experimentarme a mí mismo en y como tales palabras, por tanto, estoy buscando generarme a mí mismo las experiencias de placer y satisfacción, y para que tales experiencias pueda experimentarlas es requerido que transmute la expresión de mí mismo en energía, por tanto me doy cuenta que las experiencias no son más que mi expresión transformada en energía.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo desear experimentarme a mí mismo como energía por ignorar de hecho que la energía que estoy buscando experimentar no es más que la expresión de mí mismo transformada en energía, por tanto, estoy buscando experimentarme a mí mismo como la mente y por tanto, es una evidencia de mi ignorancia de quién yo soy, al definirme a mí mismo sólo en energía.

Me doy cuenta que al buscar energía, lo que me he convertido es en un adicto a la energía, un adicto a la mente, y simplemente estoy viendo y buscando por una experiencia mental, entonces no soy más que un ignorante y parásito en mi cuerpo físico, transformando mi cuerpo físico, la expresión de mí mismo en energía y pensamientos.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo transformar mí cuerpo físico humano, mi expresión a pensamientos, para anclarme a éstos y poder extraer de la sustancia de vida, mi cuerpo físico, mi propia expresión las energías que he asociado a tales pensamientos, tales conversaciones internas, tales imaginaciones, tales comportamientos.

Me doy cuenta que los pensamientos son la fuente de donde extraigo de mi físico, mi sustancia, mi expresión para transformarla en energía, ya que yo mismo he usado mi mente para poder minar mi cuerpo físico, para poder extraer energía, para poder experimentarme como energía, como este adicto a la mente, este adicto a la energía y así realmente no tomar en cuenta, no darme cuenta, no ser consciente de mí mismo de quién realmente soy como un cuerpo físico humano, un ser físico, la vida.


Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo existir ignorante de quién realmente soy como este cuerpo físico humano, como esta sustancia de vida, como esta expresión física y en lugar de vivir y expresarme a mí mismo como quién realmente soy en unicidad e igualdad con todo y todos los que existen aquí como yo, me he permitido y aceptado ser un parásito al definirme y existir en y como mi mente, extrayendo de mi fisicalidad, de mi sustancia de vida para energía y pensamientos.

Me doy cuenta que he estado existiendo en reversa, buscando energía en lugar de vivir mi expresión física, en lugar de vivir quién yo soy como este cuerpo físico humano, como esta vida, como esta unicidad e igualdad física.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo estar creándome a mí mismo en ignorancia y como parásito al definirme y creerme ser la mente y por tanto que mi existencia es solamente de pensamientos y energía, y así generar energía, polaridades y todo tipo de mecanismos mentales, sin consciencia de mí mismo, sin consciencia de lo que de hecho estaba haciendo, sin consciencia de lo que estuve diseñando, programando y viviendo realmente, y ahora siendo consciente de que en realidad la mente no es todo lo que soy, y que de hecho he estado creándome en base a energía y pensamientos, ahora puedo realmente tomar mi principio directivo y alinearme a mí mismo a la unicidad e igualdad física a través de realmente vivir en y como mi cuerpo físico, mi propia expresión de cómo yo vivo la vida/lo físico en unicidad e igualdad.

Me doy cuenta que a través de tornarme consciente de mis propios programas, diseños y creaciones, es decir de mis patrones de pensamientos, de emociones y sentimientos, de comportamientos, de las personalidades, tengo la oportunidad de conocerme a mí mismo como/tornarme consciente de la mente y así a través de ser honesto conmigo mismo y volverme responsable de mí mismo en pensamiento, palabra y acción, tengo la oportunidad de tornarme consciente DE MÍ MISMO a través del cambio de los programas, diseños y creaciones en las que he estado involucrado y así, con esta responsabilidad y honestidad conmigo mismo, tengo la oportunidad de alinearme a la unicidad e igualdad física y decidir por mí mismo cómo me voy a crear a mí mismo como la palabra viva, vivir como una expresión de mí mismo real, de y como la vida.

Me comprometo a mí mismo a apoyarme y asistirme a redefinir mi realidad, mi existencia y mi mundo, qué, quién soy y cómo estoy viviendo, de manera que pueda apoyarme y asistirme a alinearme a la unicidad e igualdad física a través de redefinir las palabras, redefinir qué, quién soy y cómo vivo las palabras, y así decidir por mí mismo a través de tener un claro entendimiento de qué, quién soy y cómo vivo, darme la oportunidad de, en honestidad como uno mismo, responsabilidad de uno mismo y consciencia de mí mismo tomar la decisión de generar cambios, soluciones y correcciones que sean lo mejor para toda la vida – y en consecuencia, vivirlos, vivir las palabras como una expresión de mismo, con esta oportunidad de decidir por mí mismo cómo voy a expresarme, alineado a la unicidad e igualdad física, como la vida aquí.

Gracias por leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario :)